Tagliaferro inició campaña sucia y provocativa

Especial por José «Pepe» Delgaudio

En la mañana del 9 de Julio la Avenida Rivadavia y otras calles del área central de Morón aparecieron con carteles pegados en las paredes con las fotos de Lucas Ghi candidato a intendente y del ex intendente Martín Sabbatella con la palabra VOLVEMOS bien destacada.

«Esos carteles no son nuestros»

Ante nuestra pregunta el concejal Diego Spina, responsable principal de los acuerdos logrados para conformar la lista de candidatos locales que incluye distintos sectores políticos y sociales, dijo:

«Nosotros no vamos a salir a denunciar nada, lo que decimos es que esos carteles no son nuestros, no los mandamos a imprimir nosotros, tenemos la impresión de quien los mandó a imprimir y colocar… es una campaña sucia y provocativa».

Requerida la opinión de dirigentes políticos, de instituciones, de vecinos, sectores empresariales y comerciantes, la mayoría responsabilizan al intendente Ramiro Tagliaferro de la maniobra ante la resistencia en la sociedad por su lamentable y oscura gestión.

Además, los consultados advierten:

«Es irracional y peligrosa la conducta de provocar y generar un clima de enfrentamiento entre los distintos participantes de la contienda electoral, puede conducirnos a graves acciones con situaciones que lamentar a través de acciones violentas que pueden originarse…»

 

El 2015 se repite..?

Durante la campaña electoral del año 2015 en Morón Sur se produjeron actos violentos. Ramiro Tagliaferro denunció que sus militantes fueron víctimas del comportamiento irracional del sabbatellismo, la realidad fué que éstos últimos habían sido los agredidos según reconoció con posterioridad quien tenía a su cargo el trabajo callejero.
Quien se creía dueño de ese territorio, Christián Salinas, que fuera electo concejal y que debió renunciar en 2017 luego de tomar estado público audios que comprometían a Tagliaferro, era quien comandaba los operativos contra los adversarios.

A fines de enero pasado nosotros publicamos «Volvió la violencia a Morón con Tagliaferro», la noticia se refería a que Salinas había amenazado a Diego Llaneza cuando con sus hijos menores se encontraba en un lugar gastronómico de Buen Viaje y San Martín, a escasos metros del municipio.

El proceder de Salinas, quien había regresado a colaborar con Tagliaferro para la campaña electoral del año en curso, estaba originada en la respuesta negativa que Llaneza le respondiera al jefe comunal de reintegrarse a su equipo de colaboradores: «No vuelvo por tú soberbia».

Llaneza realizó la denuncia policial en la Comisaría Morón 1a. y la UFI 3 del Departamento Judicial del distrito a cargo de la investigación. A las pocas horas se conoció que Tagliaferro en la casa que alquilaba en la calle Giménez, Castelar, le comunicó a Salinas que prescindía de sus servicios, discusión de por medio y con amenazas.

Publicada nuestra nota, quien suscribe fué amenazado por la madre de Salinas a través de un mensaje enviado por whatsapp al celular.

Para finalizar queda una reflexión:

Tagliaferro mintió en 2015 cuando después de ser elegido para gobernar Morón declaró que su gestión sería diferente, que no se podía volver al pasado de Rousselot (Juan Carlos, intendente 1987/89 y 1991/98, destituído), que sería transparente, que invitaría a Lucas Ghi a la inauguración de las obras iniciadas durante su gestión, que había que terminar con la grieta, etc, etc… Hizo todo lo contrario, sumó a grupos cuestionados del rousselotismo, escondió los expedientes en las rendiciones de cuentas, ninguneó a los radicales, violó en repetidas oportunidades la Ley Orgánica de las Municipalidades, el Código de Ordenamiento Urbano, las Leyes y Decretos Vigentes, tiene varias denuncias ante el Tribunal de Cuentas de la Provincia de Buenos Aires y los Tribunales de Morón que ojalá algún día encuentren sentencias  ejemplarizadoras.

 

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *